Home / Curiosidades / Borrar rastro Internet

Borrar rastro Internet

Borrar rastro Internet

Hace poco tiempo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea reconocía con una sentencia ,que los ciudadanos tenemos derecho a ser “olvidados” en Internet, con lo cual podemos reclamar a Google así como a otros motores de búsqueda que retiren los enlaces a informaciones que nos puedan perjudicar y no sean pertinentes.

De este modo, el TJUE ha fallado que Google, uno de los principales buscadores el mundo, estará obligado a retirar resultados de búsquedas a petición de un ciudadano si los sitios web a los que enlaza contiene datos personales del solicitante, siempre y cuando se cumpla además los requisitos que recogen las leyes. Eliminación que se llevará a cabo incluso si el sitio web de origen no elimina esa información e incluso si este es lícita.

Así pues, los ciudadanos tendrán la posibilidad de borrar sus datos personales y sus “rastros” en la Red. Conforme establece la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), “su ámbito de aplicación coincide con el que corresponde a los derechos de cancelación y oposición” .

De esta sentencia se derivan otras importantes consecuencias como es el hecho de que a partir de este momento, Google deberá someterse a las legislaciones europeas de protección de datos, y esto es debido a que cuenta con oficinas en los principales países europeos, y si bien éstas son “una sucursal o una filial destinada a garantizar la promoción y la venta de espacios publicitarios”, les será aplicable las leyes nacionales sobre el asunto.

A pesar de lo dicho, la intimidad no prevalecerá sobre el interés público, ya que si esos datos tienen relevancia pública, el acceso a esa información estará justificado por el interés público.

La novedad de este fallo es que no hace mucho, en concreto en junio del año pasado, el abogado general de la UE, Niilo Jääskinen, afirmaba que a pesar de que un buscador, en su actividad de búsqueda de información y puesta a disposición de los internautas de la misma, “trata” datos personales, no se le puede obligar a eliminar contenidos producidos por otros.

En su defensa, Google argumentó que esa responsabilidad era en realidad de los editores, y no ya del buscador, tan como intermediario neutral. No obstante, el tribunal no lo ha entendido de este modo, ya que considera que Google es en parte responsable de estos actos por lo que debe respetar la Directiva de protección de datos personales. Por todo ello, el usuario podrá dirigirse directamente a Google para que sus datos sean modificados o eliminados.

El origen de este litigio surgen cuando el español Mario Costeja González, tras darse cuenta que al introducir su nombre en el buscador aparecían dos anuncios sobre la subasta de inmuebles relacionadas con un embargo a consecuencia de deudas con la Seguridad Social, sucedido hace 10 años y ya resuelto. El denunciante, tras haber solicitado sin éxito a Google que ocultara o eliminara esos enlaces, se dirigió a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), donde una vez estudiado el caso, exigió al buscador que retirase los enlaces.

No obstante, Google España y Google se negaron, interponiendo recursos ante la Audiencia Nacional para solicitar la nulidad de la resolución de la AEPD, decidiendo entonces el Tribunal Español consultar el caso con el Tribunal de Justicia de la UE antes de tomar ninguna decisión.

Finalmente señalar que este fallo no es recurrible y el caso queda ahora en manos de los tribunales españoles, donde tendrá que resolverse, ahora que el tribunal de la UE ha dejado sentadas las bases jurídicas.